3 PASOS PARA LOGRAR EL CAMBIO
¿Te gusta?

En esta vida hay tres acontecimientos seguros:

“naces”, “te mueres” y “las cosas cambian”.

 

Creo que gozar de la vida es darnos cuenta de que nuestra existencia siempre va a cambiar. Las personas, las relaciones, el lugar donde vives, uno mismo, son parte del cambio que no podemos evitar. Y querer detener el proceso del cambio es ir en contra de nuestro proceso natural de vida.

 

Muchos de los conflictos se deben a que no queremos aceptar que el mundo y las personas cambian y que, además, si no lo hicieran, nunca descubriríamos que siempre hay algo mejor y que nunca hay algo o alguien igual.

 

Hay momentos como los que estamos viviendo en Venezuela, que siento que las cosas cambian para mal, porque me duele que algo no sea igual o sea como antes. En el momento, es cierto que así se siente, duele, pero ahora más que nunca me he dado cuenta de que todo tiene su tiempo, y que ese tiempo tiene su función: un cambio.

 

Los acontecimientos nos dejan de aplastar cuando indagamos por qué los tuvimos que vivir y les encontramos su significado. En ese caso, hay que cambiar las estrategias en nuestra forma de vivir y de conseguir lo que queremos. No es bueno aferrarse a una manera de ver la vida, sobre todo cuando se trata de desear un cambio en conjunto para lograr la libertad de un país.

 

Ahora bien, si eres de las que están dispuesta a estar del lado del cambio, como yo, entonces te muestro 3 pasos para hacer más fácil tu decisión:

 

  • Paso 1: Estar dispuesta a cambiar. Sé que suena cliché, pero el primer paso para cambiar es estar abierto a ese cambio. Piensa que NO todo el mundo quiere cambiar. Hay gente que está contenta con su modelo de la realidad actual porque ya les está produciendo los resultados que quieren, y no tienen ningún interés en modificarlo.

 

  • Paso 2: Encuentra la gasolina para hacerlo. Normalmente, lo que nos empuja a buscar un cambio es el dolor, que en este momento lo podemos definir como: “situación país”. Aunque no siempre nos tiene que doler para decidir cambiar, debemos buscar siempre esas ganas para hacerlo y estar siempre abiertos a la posibilidad de que algo no sea como lo pensábamos, y cuando eso ocurra, no avergonzarse de haber estado equivocadas durante años, sino sentirnos afortunadas de poder corregir nuestro modelo de la realidad, porque eso va a tener un impacto muy positivo en nuestras vidas.

 

  • Paso 3: Seguir adelante y ser humilde. Una vez que estás dispuesta a cambiar, y tengas las ganas para hacerlo, el siguiente paso es seguir haciéndolo. Recuerda en todo momento que tus creencias no son verdades absolutas e inamovibles, sino hipótesis sobre como tú crees que funciona la realidad. Tener esa actitud hace que estés en un estado de cambio continuo, buscando en todo momento nuevos cambios y de esta manera mejorar tus resultados.

 

“Para mí, el cambio es un sinónimo de crecer como persona, como país, de evolucionar. Creo que todo gran avance va precedido de un cambio, y por eso siempre estoy en la búsqueda de aprender más sobre el mundo y su funcionamiento.”

 

      Con amor y cariño…